Así se está abriendo el barrio Oliver a Miralbueno

Oliver y Miralbueno ven mejorada la movilidad con la apertura de tres tramos de calles que quedaban en fondo de saco

Los zaragozanos barrios de Oliver y Miralbueno, al oeste de la ciudad, ya notan la mejora en la movilidad entre ambas zonas tras la finalización de diversos trabajos que consiguen romper antiguas barreras que empeoraban el tránsito peatonal y vehicular. Todo pese a que siguen a buen ritmo los trabajos de la prolongación de la calle Sergio López Saz hasta San Alberto Magno, una extensión que debería ser una realidad tras las Fiestas del Pilar.

La reivindicación de los vecinos, sobre todo los del barrio Oliver, era que determinados viales tuvieran salida para evitar rodeos, inseguridad o problemas de movilidad peatonal al evitar solares y zonas empinadas no aptas para transitar caminando. No obstante, desde la AAVV de Oliver reclaman ejecutar las obras pendientes, recogidas en el PIBO, como la que conectaría el barrio con Miralbueno a través del parque Ciudad de Maska. También destacan que sería interesante pensar en hacer que Carrera de la Camisera fuera una vía de sentido único dada la estrechez de los carriles.

Desde que se construyera la Ronda Ibón de Plan, en el año 2000, el barrio se ha ido abriendo a la ciudad paulatinamente: Antonio Leyva quedó extendida, mientras que La Camisera quedó encajada entre el barrio y las nuevas urbanizaciones con la apertura de la Ronda; el Corredor Verde mejoró la movilidad con Valdefierro y Miralbueno y, por otro lado, la reforma de Leyva impulsó el nuevo vial de salida y entrada al barrio gracias a una extensión de Lagos de Millares a la altura del Campo de Fútbol Escalerillas.

Llegados a este punto, ¿qué trabajos se han realizado, cuál está ejecutándose y qué queda pendiente? A continuación, se aporta más información.

1. Jerónimo Cáncer ya conecta con Ibón de Escalar

Jerónimo de Cáncer, en su tramo paralelo al antiguo campo de fútbol de Oliver, dejó en abril de ser una calle sin salida. Hasta entonces, faltaba un tramo de calle, empleado de aparcamiento y de tierra, que ahora ha quedado conectado con Ibón de Escalar. Así, se facilita que los habitantes de esta calle no tengan que realizar un rodeo para ir a Lagos de Coronas.

En la actualidad, Gestión Común está comercializando un bloque de viviendas, «Residencial MO», que en el caso de construirse mejorará la vista del entorno y hará que la separación entre ambos barrios no sea tan abrupta.

2. Derribada una vivienda en Rafael Salillas para conectar con San Eloy

Otra larga lucha del barrio Oliver que también se ha visto cumplida era el derribo de una vivienda en mal estado en la calle Rafael Salillas. Esta casa evitaba el empalme de dos calles, dejando a Salillas en fondo de saco. En la actualidad, aunque en precario (no se ha producido asfaltado), los vecinos pueden circular y caminar entre ambas zonas, pasando a la trasera de la calle San Eloy y al Mirador de Miralbueno a la altura del antiguo colegio Viren Blanca.

3. En curso, la prolongación de Sergio López Saz

Con una inversión de casi 400.000 euros, la prolongación más esperada ya ha arrancado. Se espera que en el último trimestre sea una realidad el tramo que conectará San Alberto Magno y Sergio López Saz, según el área de Infraestructuras de la capital aragonesa. Además, los trabajos aprovechan la mejora de las redes de abastecimiento de agua y saneamiento.

Un proyecto que, pese a estar redactado desde el año 2009, no ha visto la luz hasta 13 años después. La calle contará con una banda de aparcamiento, aceras de 2,5 metros y espacios de jardinería.

4. A la espera de conectar Miguel Artigas y Cardenal Casanova con el parque Ciudad de Maska

A la espera está la ejecución de parte del Plan Integral del Barrio Oliver, conocido en la zona como PIBO, que entre otras actuaciones mejoraba la movilidad del barrio con el parque Ciudad de Maska, que lo separa de Miralbueno a la altura de San Lamberto. Para poder ir a dicho parque hay dos opciones: dar un rodeo de entre 7 y 10 minutos o descender por abruptas escaleras improvisadas en lo que es, actualmente, un auténtico talud lleno de basura y matorrales.

Transporte público: la extensión de la línea 21, en el aire

La movilidad entre los barrios se vería mejorada con la extensión de la línea 21 entre la calle San Alberto Magno, a la altura del Centro de Salud Oliver, e Ibón de Plan, circulando por Antonio Leyva como actualmente hace el recorrido de la 53. Esta extensión se iba a producir en el año 2020, pero tal y como ha declarado la consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, esta mejora se interrumpió por la pandemia.

Los vecinos de Lagos de Coronas y de la zona alta del barrio de Miralbueno vienen reclamando que la 21 llegue a estas zonas, lo que conllevaría una mejora importante, especialmente en sus conexiones con el centro de la ciudad y la avenida de Madrid. Ahora deben realizar un trasbordo para pocas paradas, dada la distancia existente (y en una zona pendiente de urbanizar) entre el terminal de la línea y Lagos de Coronas. Según Movilidad, si todo sale como está previsto, la prolongación de la línea podría ser una realidad a inicios del 2023.