El barrio de Zaragoza bien planificado y que se salvó de una fuerte inundación hace un año

El barrio más joven del Distrito Sur de Zaragoza se salvó de una fuerte riada gracias a que en su construcción y urbanización se tuvieron en cuenta las lluvias torrenciales

Barrio de Arcosur de Zaragoza
Vista del barrio, con la parte central (lagos) y las edificaciones al fondo.

 

La riada del 6J en el barrio de Parque Venecia y La Cartuja dejó un reguero de incidencias y destrozos a su paso que, en muchos casos, a día de hoy, siguen sin arreglarse, como es el caso del Anillo Verde bajo el viaducto de las vías del AVE, a las puertas del PTR, junto a la carretera de Castellón.

Las fotografías y los vídeos de las inundaciones corrieron como la pólvora por Internet, dejando unas impresionantes imágenes del Tercer Cinturón, el cual se convirtió en un auténtico río. Se calcula que el caudal del barranco a su paso por La Paz pudo doblar al del Ebro, que en momentos de estiaje apenas lleva 30 metros cúbicos por segundo.

Cadenas de televisión y prensa online de Argentina, Estados Unidos o Portugal, entre otros países, se hicieron eco de los problemas en la ciudad de Zaragoza, haciendo mención especial a lo ocurrido en el barrio de Parque Venecia. Allí decenas de personas salvaron la vida: unos treparon por los árboles; otros, se subieron a sus coches o se agarraron a los arbustos.

Ahora que se ha cumplido un año, todos los medios de comunicación hemos recordado qué pasó durante la tarde del 6 de julio de 2023. Sin embargo, algunas riadas, las que menos se viralizaron, han quedado parcialmente en el olvido, pese a que también generaron problemas y daños millonarios.

Una de ellas fue la que afectó al barrio de Arcosur y la Feria de Muestras. El agua arrampló todo lo que encontró a su paso y dejó las instalaciones, de 120.000 metros cuadrados, seriamente dañadas. Los daños provocados por la mega tormenta ascendieron a los cinco millones de euros y, durante las Fiestas del Pilar, se tuvo que cancelar la Feria, que es visitada por más de 100.000 personas.

El agua llegaba de la estepa situada entre los términos municipales de Zaragoza, La Muela y Cuarte de Huerva. Varios torrentes buscaron el río Huerva, cruzando tanto las vías del tren a Valencia como la A-23 o la N330. Otros torrentes llegaron a cruzar y bordear el barrio de Arcosur dejando, eso sí, mínimos problemas.

Riada de Arcosur
La riada en Arcosur, en la avenida del Cierzo, que fue directamente a los lagos creados para evitar inundaciones. Foto Arqueros Arcosur.
Fiesta Parque Atracciones Zaragoza

 

El barrio de Arcosur se «salvó» de una gran riada gracias a su configuración: canales y lagos que son vitales

El proyecto constructivo del segundo barrio más joven de la capital aragonesa tenía en cuenta posibles inundaciones por fuertes precipitaciones, algo que fue clave para que los torrentes de agua del pasado 6 de julio se canalizaran y evitaran zonas habitadas. De no haber existido esta planificación, el agua hubiera convertido al joven barrio en una auténtica piscina.

«Entre todas las obras a ejecutar [se decía en el año 2009] hay que mencionar especialmente las dedicadas a saneamiento y drenaje«, dice el vídeo que presentaba la urbanización del barrio. En él ya se advertía que esta zona del sur de Zaragoza se sitúa en una zona «endorreica«, donde se producen problemas por la falta de una salida natural del agua.

La solución que se tomó al urbanizar el barrio de Arcosur permite la evacuación correcta del agua gracias a la existencia de varios canales, que conducen el agua desde la Z40 hacia los lagos situados entre las partes Norte y Sur. La lluvia que recoge dichos lagos acaba en un colector, el cual envía el agua al río Ebro. Además, parte de este agua puede reutilizarse para el riego de la zona verde del entorno.

Durante la tarde del 6 de julio de 2023, el barrio vio pasar a dos riadas que no dejaron grandes desperfectos, aunque con matices: una corriente pasó por la avenida del Cierzo, junto al colegio CPI Arcosur, y desembocó en los lagos, a la altura de la parte central. Esta riada levantó parte de la zona de tierra de la acera Este (fue arreglada hace pocos meses) de la avenida mencionada, creando pequeñas escorrentías.

Por otro lado, otra gran corriente que cruzó las instalaciones de la Feria de Zaragoza desembocó en los lagos (sin ningún problema en Arcosur), quedando estos con agua durante varias jornadas siguientes.

Muy cerca, la estación de Valdespartera, situada junto al Recinto Ferial y propiedad de la AEMET, recogió 55 litros por metro cuadrado en alrededor de una hora. El granizo, la lluvia, el aparato eléctrico y las fuertes rachas de viento fueron las protagonistas en una tarde en la que la peor parte se la llevó el sureste de la capital aragonesa, desde Fuente de la Junquera hasta El Burgo de Ebro.

No obstante, hay que tener en cuenta que en el entorno de la estación meteorológica mencionada también se produjeron incidencias: se inundaron las calles Mago de Oz, La Diligencia, el tramo de la avenida de Casablanca más cercano a Arcosur y la calle Salomón y la Reina de Saba, a la altura del futuro CMD SUR.

Lagos de Arcosur en plena riada
Lagos de Arcosur, llenos de agua un día después de la tormenta, donde desembocaron las riadas. Foto de Arqueros Arcosur en su Instagram.