Zaragoza contará con una “ciudad tecnológica” ocho veces más grande que la estación Delicias

Las recientes inversiones anunciadas en el sector de la tecnología dentro de la comunidad aragonesa se desean aprovechar para atraer a otras organizaciones que generen empleo y valor añadido

Polígono tecnológico en la ciudad de Zaragoza
Oficinas de Microsoft en el entorno de la ciudad de Madrid, con el Metro Ligero pasando por la puerta de las instalaciones de la multinacional tecnológica como podría ocurrir en un futuro en Zaragoza capital.

 

El principal reto de Aragón es la atracción y retención del talento. Tras muchos años en los que la Comunidad Autónoma ha dejado escapar a miles de jóvenes licenciados aragoneses, que han aprovechado oportunidades en el extranjero o, mismamente, en Madrid o Barcelona, donde los salarios son más elevados y existen ofertas laborales más técnicas, ahora la región se enfrenta a todo lo contrario: formar a miles de trabadores en el sector de la tecnología.

No se trata de una apuesta ajena ni tampoco alocada. Tampoco de un sueño. Aragón se está posicionando como la región de España que más inversiones extranjeras en tecnología atrae, incluso por encima de otras zonas donde ya tienen desde hace años un importante sector tecnológico.

Los recientes anuncios de Amazon y Microsoft, con ingentes cantidades puestas encima de la mesa, hacen que Zaragoza mueva ficha: hay que coger el tren de la tecnología, la ola de la inteligencia artificial y aprovechar las bondades de tener una ubicación envidiable que más quisieran tener otras grandes ciudades de España.

Y, pese a que las noticias referentes a las dos citadas tecnológicas americanas han sido muy potentes, nadie duda en que vendrán más. Desde el Pignatelli, el Gobierno de Aragón guarda silencio, algo normal, puesto que toda operación que no esté confirmada debe respetar estrictos acuerdos de confidencialidad firmados.

Es decir, esto acaba de empezar. Ahora, el principal temor es que seamos una región de servidores, datos y neveras gigantes y que, además, no consigamos atraer talento ante los colosos de Wall Street que se han fijado en Aragón y los que están por venir. Porque vendrán. Es cuestión de tiempo.

Es aquí donde nace la idea de aprovechar sinergias y subirse a la última oportunidad en tecnología que podamos tener para diversificar, más si cabe, la economía. Es la misma idea que hace dos décadas se tuvo con la llegada de Inditex a Aragón, cuando la mayoría de ciudadanos no se creían el potencial logístico de Zaragoza, y hoy somos el centro de una gran cantidad de mercancías que se mueven tanto por España, Europa como por el mundo. Pero es que, además, tenemos otro precedente más lejano: la llegada de General Motors a Figueruelas impulsó el empleo en la propia fábrica y, también, en la industria auxiliar.

Dos modelos diferentes, bien conocidos, pero que ahora con la tecnología y la llegada de macrocentros de datos se desean aprovechar con la creación de una auténtica ciudad tecnológica en los suelos del Campus Río Ebro.

 

La nueva «ciudad tecnológica» de Zaragoza, cada vez más cerca: la idea del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza que para nada es descabellada

Las inversiones que ya están realizando las grandes tecnológicas como Microsoft o Amazon, que superan los 21.000 millones de euros, no solo ocuparán una gran cantidad de terreno (necesitarán hasta 700 hectáreas en el medio y largo plazo), sino también se espera que sean un acicate para la generación de empleo tecnológico. Eso sí, con matices.

En primer lugar, cabe destacar que los data centers son grandes moles que, aunque generan empleo, no lo hacen con demasiada intensidad. En estas instalaciones trabaja personal muy cualificado, pero el impacto en el mercado laboral es «limitado».

Es en el entorno donde se generan las oportunidades laborales. La mayoría de ‘partners‘ que trabajan con Amazon Web Services o Microsoft desean situarse cerca de los centros de datos. Así, se consigue que la latencia de red con la que se trabaja (el retraso en la comunicación de la red o la carga de archivos) sea más baja, con respuestas más rápidas al estar cerca de los servidores.

Hay cifras estimadas y estudiadas por parte de asesores independientes a las compañías tecnológicas: solo las dos inversiones de las citadas compañías del Nasdaq podrían arrastrar, hasta 2033, la creación de 9000 empleos directos en Aragón. Y eso que no se tienen en cuenta los rumores existentes de que Meta (propietaria de Facebook) y otras tecnológicas vinculadas al fondo estadounidense Blackstone están a punto de anunciar su desembarco en el entorno metropolitano de Zaragoza, por lo que la previsión de empleo mencionada se quedaría corta.

 

En la actualidad, la ciudad de Zaragoza cuenta con 28.000 personas desempleadas y no todas tienen la formación en tecnología ni estarán dispuestas a trabajar en el sector. Este es el principal reto a salvar de cara al futuro: hay que formar a centenares de trabajadores o, en su defecto, atraerlos de otras zonas de España y el mundo.

Es aquí de nuevo donde radica la necesidad de crear un campus tecnológico, el cual sería ocho veces más grande que la estación Delicias, y que fue anunciado por Azcón hace unos días. Ocupará hasta 40 hectáreas, todas repartidas en principio entre el Campus Río Ebro, la parada de tranvía de Juslibol y Parque Goya. La ubicación no es baladí, puesto que se pueden crear sinergias con Unizar para no solo formar, sino investigar en el ámbito tecnológico. Además, cuenta con grandes alicientes: la conexión de tranvía (en el tramo norte, el menos cargado y con la parada menos usada de la línea 1), el acceso desde la Ronda Norte y la N330 y, entre otras, la disponibilidad de agua con la acequia de Juslibol y el Rabal.

Poco se sabe de qué empresas o edificios irán allí, pero el modelo a imitar es el del parque tecnológico de Málaga, el TechPark. Con la colaboración de la Unizar se crearían edificios de investigación y formación.

La alcaldesa de la ciudad de Zaragoza, Natalia Chueca, se reunió recientemente en la capital de la Costa del Sol con su homólogo del PP, Francisco de la Torre Prados, para conocer más sobre las oficinas que albergan a 25.000 trabajadores en tecnología. Era una auténtica pista de lo que vendría días después: el anuncio de creación de este parque de tecnología a orillas del Ebro.

Futura zona tecnológica de Zaragoza capital, junto al Campus Río Ebro y Parque Goya en el siguiente mapa:

Fiesta Parque Atracciones San Jorge Tomorrow Party Zaragoza