La gran avenida que se quedó tocada con el tranvía levanta cabeza con dos negocios nuevos

Dos nuevos negocios llegan al tramo menos animado de la avenida César Augusto de Zaragoza que, tras la marcha del tranvía, acusó un importante descenso de tráfico y viandantes

Comercios en la avenida de César Augusto
La avenida que se quedó «tocada» tras las obras y puesta en marcha del tranvía de Zaragoza.

 

Desde que las obras del tranvía en segunda fase arrancaran en el mes de marzo de 2011 entre el Centro y el Actur, una avenida de Zaragoza se quedaba «descolgada» de la circulación y prácticamente en «fondo de saco», oblignado a los conductores a seguir por Conde de Aranda: César Augusto. Al menos en su parte entre la Puerta del Carmen y Conde de Aranda.

Un año y medio después, el 31 de octubre de 2012, el servicio tranviario prestaba servicio entre plaza de España y Murallas Romanas – Plaza del Pilar, dejando definitivamente a dicho tramo de la avenida César Augusto con una circulación de vehículos y transporte público mucho más baja que la que tenía, por ejemplo, dos años antes.

Por un lado, los viajeros que antes utilizaban los autobuses en esta zona pasaron a usar el tranvía, que no circula por el primer tramo de la avenida; por otro, miles de vehículos tuvieron que buscar trayectos alternativos (por ejemplo, por María Agustín a Plaza Europa y a Valle de Broto por el puente de La Almozara) si querían cruzar el Ebro, ya que la plataforma única del tranvía impedía (e impide actualmente) el paso hacia la margen izquierda por César Augusto. Desde entonces, la céntrica avenida zaragozana se quedó completamente sobredimensionada y con un tráfico «residual», lo que afectó a su actividad comercial.

Ahora, y con la renovada Miguel Salamero cerca, parece que intenta revivir y reflotar del olvido si tenemos en cuenta la apertura próximamente de dos locales comerciales que darán más vida a este tramo.

Fiesta Parque Atracciones Zaragoza

 

Los dos negocios nuevos que llegan a la avenida César Augusto en el tramo más cercano a Conde de Aranda y Salamero

Colchones Aznar es una de las cadenas aragonesas que abrirá, muy cerca en este caso junto al Coso. Abrirá en el local que ocupaba Biokenzo, esquina con la calle peatonal Palomeque, que también llegó a ser un Caja Laboral hace una década.

Hay que tener en cuenta que la marca reabrió hace pocas semanas en el centro comercial Gran Casa, en la planta alta, en un espacio de 155 metros cuadrados donde ofrece una gran exposición de muebles, cabeceros y elementos para el dormitorio. En principio, la tienda bajo el WTCZ sigue abierta, pese a situarse muy cerca de este negocio.

Por otro lado, Nati Natillassalta‘ del barrio de Valdespartera al centro de la ciudad de Zaragoza. Se trataba de la primera cafetería de especialidad del Distrito Sur de la capital aragonesa, que ahora sumará dos locales a orillas del Ebro, abriendo en uno los locales cercanos al cruce con la calle Morería, junto a la tienda de Colchones Aznar y Bistro Bore Cafetería que lleva varios años ofreciendo uno de los mejores brunch del centro de la ciudad.

Cabe destacar que ocupa el establecimiento en el que cerró Kuky’s Place, un «American Diner» en el que era posible probar desde el año 2013 batidos, ensaladas, entrantes o hamburguesas estadounidenses. Ahora este espacio comercial busca nuevo negocio.

Uno de los nuevos locales de la avenida César Augusto a punto de ser «Nati Natillas».

Otras aperturas recientes en la avenida: del gimnasio bajo el hotel Meliá a la CEOE

Sin dudarlo, la reforma de Salamero y del hotel INNSiDE de la cadena Meliá (con su restaurante «Lateral») han revertido parte de la mala situación comercial de la avenida César Augusto.

Del gimnasio Basic Fit, que ocupa un grandioso local bajo el propio hotel, se pasó a la apuesta de un fotógrafo en un pequeño local contiguo, donde tiene un show room y realiza reportajes de boda. Apuestas que se sumaron hace año y medio a «Japón Market«, unas máquinas vending que ofrecen productos del país nipón durante las 24 horas del día.

Famaliving Zaragoza abrió en la esquina con Salamero una tienda de sofás. Lo hizo semanas antes de que finalizaran los trabajos de remodelación y, por otro lado, la CEOE Aragón se trasladó desde Valle de Broto a la esquina de la calle Val-Carreres Ortiz.

No hay que olvidar tampoco que el espacio que ocupaba el antiguo Teatro Fleta hace incrementar la sensación de dejadez en la avenida al tener una auténtica «brecha urbanística» en pleno centro de la capital. Un espacio sin ser usado y deteriorado que afea la zona.

La avenida César Augusto tiene muchos locales vacíos. Se vio fuertemente afectada, además de por la reducción de viandantes y tráfico, por la reestructuración o concentración bancaria, un fenómeno que, vivido en toda España, se cebó especialmente con este eje, que sigue acumulando muchos locales sin uso que antiguamente eran entidades financieras.