Así es la «marquesina vintage» de Zaragoza instalada por un vecino harto de esperar al autobús urbano

Un vecino del barrio de Arcosur instala su propia marquesina para reclamar un lugar donde resguardarse del cierzo y la lluvia mientras espera al autobús de la línea 59

marquesina vintage arcosur zaragoza
Una persona instala un banco rústico y una señal tras reclamar más marquesinas en su barrio.

 

La falta de marquesinas en las paradas de autobús, más en un contexto en el que el servicio de transporte público urbano de la ciudad no pasa por su mejor momento, es una de las quejas principales de las asociaciones de vecinos de la ciudad.

Prácticamente todos los barrios desean que sus paradas cuenten con un lugar para poder sentarse y resguardarse de las inclemencias meteorológicas. En algunas calles, dada la estrechez de las aceras, es imposible instalar marquesinas; en otros puntos, pese a existir amplitud, no se instalan, bien porque la parada de autobús sea mayoritariamente de bajada de viajeros, bien porque la demanda de usuarios no justifique la instalación de este elemento de mobiliario urbano.

En la actualidad, la ciudad dispone de 400 marquesinas repartidas por toda la trama urbana. Una cifra que alcanzará las 550 tras los cambios impulsados en el nuevo contrato con la empresa JCDecaux, que durante los próximos 15 años se ocupará de mantenerlas en buen estado y de instalar las 150 adicionales. Los zaragozanos son testigos durante estas jornadas de los cambios, ya que las viejas están pasando, poco a poco, a la historia.

 

La «marquesina vintage» del barrio de Arcosur, instalada por un vecino de esta joven zona del sur de la capital aragonesa

El barrio de Arcosur, en el distrito sur de Zaragoza, es una de las zonas de la capital aragonesa que lleva más tiempo reclamando, sin éxito, la instalación de más mobiliario urbano en sus calles. Creen que hacen falta más bancos, papeleras y, sobre todo, marquesinas, en uno de los barrios donde azota más el cierzo al estar a las afueras de la ciudad.

De buena mañana y ante la continúa reivindicación mencionada, un vecino del barrio zaragozano de Arcosur decidió que, si la marquesina no llegaba a su parada, donde espera de 15 a 30 minutos a la línea 59, lo ideal era instalar su propio banco e indicación de parada.

Como se puede ver en la imagen adjunta arriba y abajo, se trata de un banco rústico que se encuentra situado junto al poste electrónico de la avenida Canal de Izas. A la par, una señal en madera acompaña al banco.

La «marquesina vintage«, tal y como la llaman en la zona, ha causado furor en redes sociales, donde muchos ciudadanos han realizado propuestas y expresado sus quejas ante la falta de marquesinas en sus paradas. «¿Por qué no instalan algunas de las que se están retirando en las zonas donde verdaderamente hacen falta? No tiene sentido cambiar todas y gastarse dinero público mientras hay zonas donde no hay», comenta un usuario.

Por ejemplo, el barrio de Arcosur solo dispone de una de ellas, la situada en la avenida de los Cañones de Zaragoza. «Llevamos una década en el barrio, el cual está creciendo y necesitamos más servicios por parte del Ayuntamiento. Solo queremos ser como el resto de barrios de la ciudad», reclaman los Arqueros, la Asociación Vecinal del barrio.

Imagen del banco, llamado «marquesina vintage» en el barrio de Arcosur
Fiesta Parque Atracciones Zaragoza