Todo lo que tienes que saber del nuevo BiZi Zaragoza: nuevas bicis y estaciones, 20 euros más caro y servicio nocturno

El renovado servicio BiZi Zaragoza arrancará en Zaragoza desde enero de 2025, será más caro y afrontará dos importantes retos

Claves del nuevo servicio Bizi Zaragoza
Así será la nueva bicicleta del servicio BiZi en Zaragoza. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

 

Con un ‘minipaseo‘ en una de las nuevas BiZi Zaragoza, la alcaldesa de la ciudad, Natalia Chueca, ha presentado el nuevo servicio de movilidad compartida por bicicleta que se espera estrenar en medio año. Chueca ha acaparado todas las miradas, como cual estrella de Hollywood (con periodistas y fotógrafos corriendo tras ella, pese a haber recorrido apenas 50 metros), montada sobre la bicicleta número 0 que, próximamente, prestará servicio en la capital aragonesa.

Es la primera vez en la que se muestra la futura imagen tanto de los vehículos como de las estaciones BiZi, que tendrán un aspecto muy similar al de otros servicios de grandes capitales europeas. Sin embargo, desde el consistorio han matizado que el verde no es el color definitivo de las bicicletas, que ahora son rojas y grises.

El servicio dejará de prestarlo Clear Channel, cuyas instalaciones se encuentran en estos momentos junto al Parque Oliver y la avenida Manuel Rodríguez Ayuso (antigua carretera de Madrid), en la trasera de las instalaciones de las naves de Edelvives.

Todavía se desconoce dónde estarán la nave donde se habilitarán oficinas administrativas del nuevo BiZi Zaragoza y talleres para las bicicletas, ya que se adjudicó hace apenas tres meses el servicio a la UTE Serveo Servicios y PBSC Urban Solutions. Esta UTE irá implantando los cambios poco a poco y sigue trabajando para implantar el nuevo modelo BiZi, que en diez años consumirá 46 millones más IVA, asumiendo así el coste de las bicicletas, las estaciones y su montaje, además de su gestión y mantenimiento.

Fiesta Parque Atracciones Zaragoza

 

Así será el nuevo servicio de BiZi en Zaragoza: más estaciones, cambio de bicicletas y un precio del abono más caro que el actual

El nuevo BiZi se espera estrenar con nuevas bicicletas y estaciones el próximo mes de enero de 2025. Será cuando arranquen a circular los nuevos vehículos y se cambien las estaciones del servicio, eso sí, en primera fase. En este momento veremos los cambios en la ciudad con las 100 primeras estaciones cambiadas y 1000 bizis nuevas.

Posteriormente, en segunda fase, durante todo el año 2025, se irá extendiendo el servicio de manera progresiva por toda Zaragoza hasta llegar a los 276 puntos de anclaje y 2500 bicicletas. A finales del siguiente ejercicio, Zaragoza contará con su extensión completada sin descartar, dependiendo del éxito del nuevo planteamiento, el incremento de la oferta con mayores bicicletas o estaciones.

Cabe destacar que los fondos europeos pagan parte de la extensión, puesto que garantizan la compra de 2180 de las 2500 bicicletas y la extensión de 100 estaciones (actualmente son 130) por un importe de 6,5 millones de euros. El resto se asume con capital municipal.

Las bicicletas serán de pedaleo asistido (con una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora), cubriendo toda la ciudad (excluyendo a los barrios rurales, separados del núcleo urbano y sin grandes infraestructuras ciclistas) durante las 24 horas del día. Es decir, será posible utilizar el servicio de madrugada. Además, existirá la posibilidad de realizar viajes más largos, más allá de los actuales 30 minutos gratuitos, aunque desde la hora de uso existirán penalizaciones para que el vehículo no sea acaparado por un mismo usuario.

El precio de los abonos subirá desde los 43 euros actuales a los 60, siendo «muy asequible igualmente para todo tipo de usuarios», aunque, según ha comentado la alcaldesa popular, «durante el primer año, hasta que se complete el nuevo mapa, será un poco más económico».

Los actuales abonados de BiZi Zaragoza recibirán una comunicación en la que se les invitará, de manera preferente, a reservar una plaza nueva en el sistema que arrancará en el mes de enero. Igualmente, la actual empresa gestora devolverá la diferencia del abono no gastado cuando se dé al paso al nuevo servicio.

Por último, el sistema funcionará de una forma muy similar al actual en cuando a las bicicletas y anclajes, pero cambiará la forma de acceso al servicio. Seguirá disponible la tarjeta de usuario, pero se incorporará el teléfono móvil, ya que habrá una aplicación móvil que permita utilizar el BiZi (como los actuales servicios de VMP compartido). El servicio se integrará en la app municipal «Mobility as a Servicie» que está desarrollando el consistorio y que unificará todos los medios de transporte disponibles de la capital aragonesa.

Los dos retos que afrontará el servicio en plena renovación: la instalación de las nuevas estaciones y la transición entre sistemas

A finales de año se producirá el momento más «complejo«, la transición entre sistemas, por lo que no se prestará servicio mientras se esté completando dicha migración.

Otro aspecto a considerar del cambio es el de las conexiones eléctricas. Con la actual experiencia de las marquesinas, cuya instalación se produce con bastante retraso respecto al calendario previsto, se teme que un mínimo retraso altere la implantación de las nuevas estaciones.

Para evitar demoras en la implantación de las nuevas estaciones, los servicios de Movilidad Urbana como los de Infraestructuras están trabajando de manera conjunta para que se no produzcan alteraciones ni problemas a los usuarios.